En los dos últimos años hemos demostrado que, incluso en tiempos difíciles, siempre podemos encontrar formas de mantener nuestras tradiciones.

Y fue así que nuestras niñas y niños del Kindergarten vivieron un hito muy importante que marca esta última etapa del Ciclo Inicial en el que se encuentran: la tradicional bolsita hecha a telar.

Que orgullosos y emocionados llegan todas las mañanas a trabajar en este recuerdo único, pasando las coloridas lanas entre los cordeles del telar. Uno a uno, concentrados y con mucha prolijidad fueron apareciendo las diferentes bolsas.

¡Miren que lindas quedaron!